La reconquista del Ártico

Aunque ambos sean mundos de hielo, la principal diferencia entre la Antártida y el Ártico es la soberanía. El continente antártico no pertenece a ningún país. Las pretensiones territoriales se congelaron en 1961 con la entrada en vigor del Tratado Antártico, que consagró la región polar como un territorio utilizado exclusivamente para fines pacíficos y…