La costumbre más curiosa de los koalas: fortalecen a sus crías con sus heces

Los koalas son de los mamíferos que más cariño despiertan entre grandes y pequeños. Su apariencia amigable y su fama de dormilones –pernoctan 14 horas diarias– hacen que pasen desapercibidas otras cualidades que les han convertido en auténticos supervivientes.

Son la única especie viva de la familia marsupial Phascolarctidae y en esta fortaleza ha tenido mucho que ver su alimentación a base de hojas de eucalipto. Una reciente investigación publicada en Nature Genetics ha revelado cómo sus genes les han permitido digerir estas hojas altamente tóxicas que matarían a la mayoría de los mamíferos, una habilidad que las madres transmiten a sus retoños generación tras generación.

Animales-Animales_exoticos-Mamiferos-Ecologia_332728704_94337641_1706x960

Nathan Rupert.

Puedes leer este artículo y el resto de la serie “Crianza en el reino animal” en El Español.

Anuncios