Roqueros con mucha ciencia

Si algo tienen en común la música y la ciencia es que requieren tanto vocación como pasión. Dos carreras llenas de obstáculos que son un reto para quienes deciden dedicarse a ellas. A veces los caminos se cruzan y el científico se convierte a la vez en roquero, compaginando ambas pasiones. Coincidiendo con el Día Internacional del Rock, que se celebra el 13 de julio, nos detenemos en las carreras de cinco estrellas que han brillado en escenarios y laboratorios.

FOTO 1

Brian May, en una de las cúpulas del Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral. ESO/G. Huedepohl.

Puedes leer el artículo en castellano y en inglés en OpenMind.

Anuncios