El desamor entre Ernesto Sábato y la ciencia

Antes de convertirse en uno de los escritores más importantes de la literatura hispanoamericana, Ernesto Sábato trabajó como físico en centros de prestigio. Su desapego por la ciencia empezó a gestarse en París, donde de día trabajaba en el Instituto Curie y de noche se contagiaba de la irreverencia de los surrealistas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Historia de la Literatura Argentina – Wikimedia.

Puedes leer el artículo en castellano y en inglés en OpenMind.

Anuncios