El asco, la repulsión hecha emoción

En el grupo de las emociones primarias, junto a aquellas tan pasionales como la alegría o la ira, existe otra que durante mucho tiempo ha ido en el vagón de cola: el asco. Descrita por Darwin en el siglo XIX, esta aversión nos protege frente a peligros potenciales. Aunque hay algunos como los tejidos infectados que desagradan a cualquier persona, otros tienen que ver con contextos culturales. Sufrir más asco de lo normal puede ser patológico.

_christophelaurent_5749b335

Christophe Laurent.

Puedes leer el reportaje completo en el suplemento Tercer Milenio, del Heraldo de Aragón.

Anuncios