El último adiós, en casa

Cuando al padre de María le diagnosticaron cáncer de páncreas en fase terminal y le dieron seis meses de vida, los dos tenían claro que no querían pasar sus últimos días en el hospital. Una experiencia muy traumática con su madre, que falleció solo unas semanas antes en el centro hospitalario, obligó a la joven a buscar otras posibilidades. La opción de trasladarse al domicilio familiar, en Cáceres, con el apoyo de un equipo de cuidados paliativos, fue la que mejor se adaptó a sus necesidades.

portada morir

Puedes leer el reportaje completo en el último número de ‘Muy Estar Bien’, la revista de salud de ‘Muy Interesante’.

Anuncios