Cáncer y enfermedad mental, una alianza perversa

La vida con un tumor se complica cuando el paciente sufre un trastorno psiquiátrico grave. En personas con esquizofrenia, trastorno bipolar o depresión mayor, la detección precoz suele fallar. Y aunque el cáncer se detecte, en algunos casos, los enfermos mentales se niegan a recibir tratamiento. Los psiquiatras piden programas específicos de diagnóstico y coordinación para trabajar con los oncólogos.

Josep M Rovirosa

Fotolia.

Puedes leer el reportaje completo en la agencia Sinc.

Anuncios