¿Para qué nos ponemos morenos?

Ya en la Antigua Grecia, la piel clara era un símbolo de clase social alta. Tuvieron que pasar milenios para que el tono moreno típico del verano se convirtiera, por accidente y gracias a una famosa diseñadora de moda, en un símbolo de prestigio social. Sucedió en pleno siglo XX, cuando también comenzó a desvelarse la utilidad biológica de la tez morena.

FOTO 4

A la izquierda se observa cómo los melanocitos generan abundante melanina, oscureciendo la piel con los rayos solares. A la derecha no hay radiación. Crédito: Scientific Animations.

Puedes leer el artículo en castellano o en inglés en OpenMind.

Anuncios