El talón de Aquiles de los olímpicos

La pandemia ha obligado a que los Juegos Olímpicos de Tokio se hayan retrasado un año. Además de evitar contagiarse de la covid-19, la élite olímpica tratará de no sufrir todo tipo de lesiones y dolencias habituales en sus disciplinas deportivas que echarían por tierra años de duro entrenamiento. Aunque el riesgo 0 no existe, la prevención ayuda a evitarlas.

Puedes leer el reportaje en el número de julio de la revista Muy Interesante.