¡Levántate y anda!

Pocas actividades proporcionan tantos beneficios con tan poco esfuerzo. Pasear es bueno para la salud cardiovascular, para la mente y para reforzar los lazos sociales. Los espacios verdes o azules son preferibles a los entornos contaminados y no hay una cantidad de pasos fija que sea la más adecuada. Lo mejor, adaptar la caminata a cada uno.

Puedes leer el reportaje completo en la revista Muy Interesante, ya en los quioscos.