Dormir: así ha evolucionado el sueño humano

Dormir una sola vez al día, por la noche, es algo típico en nuestras sociedades pero no siempre ha sido así. La luz artificial supuso un antes y un después en la evolución del sueño. Esta función, común en el reino animal, tiene millones de años de antigüedad. La irrupción de los dispositivos tecnológicos le está robando horas a la noche, lo que supone menos tiempo para descansar.

Puedes leer el reportaje completo en el número de febrero de la revista Muy Interesante.