Sospechosos habituales

La COVID-19 nos ha recordado que los animales pueden transmitir infecciones. Son las zoonosis y suelen ser más comunes entre mamíferos, aunque cualquier ser vivo puede alojar patógenos que desencadenen una enfermedad. Los expertos alertan de que, aunque son inevitables, se pueden prevenir reduciendo el impacto en la vida salvaje.

Puedes leer el artículo completo en el número de septiembre de la revista Muy Interesante, ya en los quioscos.