El trabajo altera tu cerebro

Si eligiéramos al azar a una veintena de personas y analizáramos su cerebro con imágenes de resonancia magnética veríamos que, aunque guarden muchas similitudes, hay algunas diferencias importantes. Algunas de ellas tendrán base genética pero otras estarán relacionadas con palos de golf, delantales o violines. ¿El motivo? Que la profesión de determinadas personas deja su marca.  En el caso de los músicos, esta huella es beneficiosa para su vida diaria, pues les da ventaja a la hora de resolver problemas, o en los chefs, que planifican como nadie. Pero también puede ser perjudicial, como las lesiones cerebrales de los boxeadores, que les generan problemas de memoria, o los viajes al espacio, con repercusiones en el sistema motor de los astronautas. Una prueba más de que el cerebro nunca de cambiar.

cerebro

Puedes leer el reportaje completo en el número de enero de la revista Muy Interesante.

Anuncios