Ayudar a los menores con los deberes no implica un mejor rendimiento académico

Para conseguir que los niños y niñas tengan buenas notas lo más efectivo es que sus progenitores lean con ellos, les pregunten por las clases y confíen en sus capacidades. Es una de las conclusiones de una investigación en la que se han revisado 37 estudios que relacionan la participación parental con el rendimiento académico de los alumnos. Ayudarles con los deberes podría ser contraproducente; solo resulta efectivo cuando los menores presentan dificultades educativas.

Imagen: Woodley Wonderworks (CC BY 2.0). Puedes leer aquí la noticia completa.

Anuncios