Noches de terror

Ocurren justo antes de dormir, durante el sueño o al despertar. Las parasomnias son un misterioso trastorno de la conducta onírica que resta calidad de vida y que puede degenerar en actos violentos con consecuencias fatales.

IMAG1186Puedes leer el reportaje completo en el número de febrero de la revista Muy Interesante.

Como ocurre en las buenas películas, hay partes que se quedan fuera por problemas de espacio. Aquí lo aprovechamos todo y te dejamos leer este ‘extra’ inédito 😉

——————————————————————————————————————————————————–

EL MUNDO ONÍRICO DE DISNEY

A los guionistas de Walt Disney les interesaban y preocupaban las parasomnias. Eso explica que, en varias de sus películas plasmaran el trastorno de conducta del sueño REM en perros, antes incluso de que el fenómeno se describiera y clasificara de manera formal en humanos y animales. El neurólogo Álex Iranzo, del Hospital Clinic (Barcelona), dirigió una investigación sobre esta curiosa relación que se publicó en la revista Sleep Medicine.

Todo surgió cuando estaba viendo “La Cenicienta” (1950) en compañía de su hijo Miguel y se dio cuenta de que el perro Bruno pataleaba y aullaba en sueños, como si persiguiera al gato Lucifer de la madrastra de la Cenicienta. Para averiguar si este trastorno de conducta se repetía en más películas, Iranzo visionó todas ellas y los cortometrajes y comprobó que así era en otros tres casos: “La dama y el vagabundo” (1955), “Tod y Toby” (1981) y “El día del juicio de Pluto” (1935). Triste, el perro de “La dama y el vagabundo”, además perdía su sentido del olfato y la memoria, dos características asociadas con el trastorno de conducta del sueño REM en humanos.

Junto a estos cuatro casos, el neurólogo se dio cuenta de que los guionistas de Disney incluían en numerosas películas una amplia gama de trastornos del sueño, como pesadillas, sonambulismo, convulsiones, ronquidos perturbadores, somnolencia excesiva durante el día, insomnio y trastornos del sueño del ritmo circadiano. En la mayoría de los largometrajes, los episodios se insertaban como elementos cómicos.

Anuncios