Los vecinos del volcán insomne

Los habitantes de la más joven de las islas Canarias se han acostumbrado a convivir con un volcán submarino situado a solo dos kilómetros del pequeño municipio de La Restinga. Tras meses de intensa actividad, el cono se ha estabilizado, lo que mantiene en tierra a los pescadores. Mientras, los escolares herreños ya sueñan con ser vulcanólogos.

Aquí puedes leer el reportaje completo.

Anuncios